“México, Méxicooooo”

Marion – Bueno, antes de que nuestra estancia en Lanzarote llegue a su fin, es hora de un artículo sobre México.
Este país fue y sigue siendo un lugar donde las emociones se sienten con más fuerza.
Algún día haré un artículo aparte sobre lo que supone estar en las montañas rusas de los viajes largos.
Entonces, nos quedabamos casi 2 meses en México.
Durante la primera parte, mi Madre estaba con nosotros. Estuvimos en la Península de Yucatán y celebrabamos el Año Nuevo, los Reyes Magos y el cumpleaños de Thais en Puerto Morelos todos juntos. Es hermoso y el verde es muy bueno para los ojos, pero no es representativo de México. Me costó engancharme y me atrajo menos conocer la zona. Aún así fuimos a conocer Valladolid, las ruinas de Ek Balam, Cancún y Playa del Carmen.
Después, cuando Mamitou volvió a Europa, nos fuimos a San Miguel de Allende, en la región de Guanajuato, durante 4 semanas. Tenía muchas ganas de mostrar a mi familia el lugar donde viví durante un año, hace exactamente 10 años.
SMA es como Viena, nunca cambia. Vuelves 10 años después, hay algunas tiendas nuevas pero el resto es fiel a sí mismo, los amigos siguen ahí.
Volví a ver a muchos amigos y fue como si nos hubiéramos visto ayer. Fue increíble verlos.
También celebrabamos la versión francesa de la Candelaria con crepas y la mexicana con tamales (una mezcla de harina de arroz y verduras o pollo envueltos en hojas de plátano).
Los niños pudieron pasar dos semanas en una escuela mexicana donde celebraron el día de San Valentín. Es importante saber que allí es la fiesta de la amistad por encima de todo y que recibieron muchas dulces de sus amiguitos. De hecho, hicieron amigos más rápidamente que en los Estados Unidos. Fue toda una misión ir y volver a la escuela cada día, pero por las caras que pusieron, mereció la pena todo el esfuerzo.
También aprovechabamos para visitar Guanajuato Capital, Querétaro y Attotonilco.
México es ahora tan hermoso y exótico como siempre, pero aún más peligroso que hace 10 años. Tuve algunas aventuras, crucé parte del país en solitario, pero no lo haría ahora y estaba aún más alerta con los niños, mi Madre y Sinan a mi lado.
Tengo algunos malos recuerdos que me hicieron esperar que no nos pasara a nosotros. Me costó dejarme llevar y disfrutar al 100% como lo hacía hace más de 10 años. Especialmente cuando en ese momento hay personas que también están en un largo viaje y han tenido experiencias traumáticas. Esto me hace pensar que tal vez no hicimos más, pero al menos sé que la imagen que tendrá mi Familia será una hermosa imagen de México.
También, cierta decepción por el hecho de que los mexicanos sigan sin saber decir que no, por no ser puntuales 10 años después. Aunque mis amigos intentaron hacer un esfuerzo por mí porque saben que después de tantos años en Austria, mi límite sigue siendo el cuarto de hora francés.
Sinan disfrutó mucho de SMA. No le importaría volver allá por más tiempo. Bueno, tendría que volver a levantarse a las 4:30 de la mañana cada día de la semana para trabajar, pero por lo demás el ritmo de vida es una mezcla europea con el maravilloso folclore mexicano.
Dicho esto, sé que SMA seguirá siendo mi ciudad favorita para siempre.
Así que me alegré mucho de haber cumplido mi promesa de volver a ir y de haber hecho descubrir a mi familia este hermoso país, pero la próxima vez, amigos, ¡nos veremos en Argentina!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s